domingo, 14 de marzo de 2010

La visita inesperada de la Musa...

Días atras la señorita Adriana Ferrer, fundadora de su propio proyecto 365; coloco un post en su blog donde hacía referencia a una costumbre que esta adoptando, como lo es la de mantener consigo un journal o diario donde expresaría sus sueños. Esta no es una práctica nueva ni mucho menos. Poseer un diario en el cual puedas expresarte a diario es algo muy normal y de hecho muchos de los grandes diseñadores hacen uso de tal método.

Un journal ayuda plasmar nuestras ideas espontaneas y esporádicas. En el oficio del diseño toma gran importancia la influencia de la inspiración, musa, o como quieran llamarlo. Existen días donde se nos hace difícil algo tan fácil como idear un icono. Lastimosamente hay días donde necesitamos esa musa presente con todas las buenas ideas que pueda traer con ella, pero no; nada nos llega a la cabeza. - Por supuesto está el grandioso día donde estas en la cama a punto de dormir y se te ocurre esa gran idea... Ahí entra en juego ese journal - Aprovecha esas paginas para dejar todo por escrito o dibujado para luego poder ser usado. Sirve para cualquier ocasión en la cual nos visite la musa. Tan solo aprovecha y deja por plasmado lo que quieras.

En la foto muestro un journal que hice en el año 2004, el cual me sirvió de mucho para sobrellevar una situación muy difícil en mi vida en esos momentos. Actualmente no uso un diario como tal pero si un pad de dibujo en el que constantemente trabajo y me sirve como fuente de inspiración cuando la señorita musa se va de parranda.

Soundtrack del día: "Changes de 2Pac" ... maestro del rap y visionario que solía escribir letras siempre que podía donde estuviera y donde pudiera.

2 comentarios:

Adriana dijo...

buenísimo tu Diario gráfico Dani.
deberías de retomarlo!
I sleep with mine right next to my bed.. you never know when shes going to sneak up on you.!

DanielRivas dijo...

I'd really love to keep doing it but can't seem to find the time to even keep up with the 365 project. You have no idea the wonders I'm doing with the 24 hours a day I've got